Jose Jaramillo Alzate


José Jaramillo Alzate
Jardín, Colombia




jose jaramillo alzate

Revista Mirador del Suroeste
Febrero de 2018
De pueblo en pueblo 
JARDÍN

Don José Jaramillo Alzate
In Memorian (Santo Domingo, Antioquia, 927 - Medellín 2018) 

Por: José Luis Restrepo Uribe 

El decano de los columnistas de la revista Mirador Del Suroeste terminó su ciclo vital el pasado 15 de enero de forma súbita, víctima de un infarto cardíaco. Extrañaremos sus columnas, su amistad, su solidaridad y su liderazgo. Don José fue un ser humano excepcional que dedicó su vida al servicio de los demás. Un cultor de la amistad y un gran jardineño de corazón, que ayudó en forma significativa a este municipio, a su Basílica y en especial a sus campesinos. 


Analizaremos algunas de sus más importantes facetas de su vida, para rendirle un muy merecido homenaje a este gran periodista que nos acompañó y animó en el trajinar de la publicación de 63 ediciones de esta revista. 

Infancia, adolescencia y estudios

Don José Jaramillo Alzate no nació en Jardín (Antioquia), como la gran mayoría de las personas que lo conocieron lo creían. Nació en Santo Domingo (Antioquia), pero sí fue un gran jardineño de corazón y me atrevo a afirmar, amó más a este municipio que muchos de los que allí han nacido. Lo importante no es el lugar donde se haya nacido, sino que haya amado a este municipio y don José demostró con innumerables actos su afecto por esa tierra y por sus gentes. Sus estudios primarios los hizo en el corregimiento El Limón (Santo Domingo) y su bachillerato en el Liceo Antioqueño en Medellín. Adelantó estudios de periodismo en la Universidad Javeriana, institución donde se dictaron los primeros cursos de periodismo en el país y en donde, además, se reconoció el carácter profesional a un oficio que ya se venía ejerciendo con gran competencia por parte de algunos redactores y cronistas de la época. Este hecho marcó todo un hito en la historia del periodismo en Colombia, pues no existía esa carrera en sus ofertas académicas. De este modo se inició la era del periodismo académico que abrió las puertas para que las universidades empezaran a ofrecer esta carrera. Tuvo también la oportunidad de adelantar cursos en países como Alemania, España y Ecuador. 
El político Desde sus primeros años se sintió atraído por la actividad política. Eran las épocas de la dura polarización del país entre conservadores y liberales. En parte por la tradición familiar, se inició como militante de las ideas del conservatismo. Los líderes de ese partido, en esa época, sobresalieron por su gran carisma y respaldo que consiguieron de grandes masas de simpatizantes. Algunos de ellos, como "Los Leopardos", tuvieron un don de la palabra verdaderamente arrollador, y ofrecían toda una cátedra de militancia política, defensa de sus doctrinas y de los más altos intereses del país. Por su parte, Mariano Ospina Pérez y Laureano Gómez, se ganaron la admiración y el privilegio de consagrarse como presidentes de la República. Los efectos desastrosos del 9 de abril de 1948 desataron una cruenta ola de violencia política y el país quedó enfrascado en una guerra civil entre liberales y conservadores, que dejó una gran estela de violencia. Luego se produjo el golpe militar de 1953, protagonizado por el general Gustavo Rojas Pinilla, apoyado por gran número de líderes políticos y don José, como la gran mayoría de los colombianos, fue cautivado por su liderazgo pacificador y progresista del General. Pero esta ilusión solo duró 4 años, el régimen se corrompió y el país exigió un cambio radical. El general Gustavo Rojas Pinilla fue presionado para que renunciara y fue remplazado por una junta militar. Luego vino el Frente Nacional, creado por Laureano Gómez Castro y Alberto Lleras Camargo, período en el cual la militancia conservadora de don José se consagró a la difusión de estas ideas. Esta es una breve aproximación histórica donde don José se formó como militante político. Con una generación de los nuevos conservadores como Manuel Ramiro Velásquez, Oscar Peña Alzate, Jota Emilio Valderrama, Juan Gómez Martínez, Luis Guillermo Arango Múnera, Mario Aramburo Arbeláez y Luis Alfredo Ramos Botero empezaron sus giras por todo el departamento de Antioquia, haciéndose conocer y difundiendo sus ideas y programas. Llegaron a Jardín y, allí, don José impactó a muchos de habitantes con su concepción de hacer política, basada en la honradez y el impulso del progreso de las comunidades campesinas. Las señoritas Rosa Emilia y Tulia Montoya lo acogieron casi como su segundo padre. A ellas se les sumaron Oliva Betancur Correa y Berta Lotero Lotero. Empezaron a impulsar obras para mejorar el nivel de vida de los campesinos como: la construcción de la carretera a la vereda Morro Amarillo y su complemento con el anillo vial de San Bartolo - La Casiana; el acueducto multiveredal de Morro Amarillo que, en su momento, fue el más extenso de América Latina, llevando agua potable a más de 800 familias de sectores rurales de Jardín y Andes. La electrificación rural y la reapertura de la escuela rural de Morro Amarillo fueron también fruto de su fecunda gestión. Logró que se llevara la telefonía rural a muchas veredas de este municipio. La salud y la educación de habitantes fueron una preocupación constante y cuando requerían de su ayuda, se comunicaban con él vía telefónica y siempre lo encontraron atento para ayudarles. 

También promovió la Cooperativa San Bartola para la comercialización del plátano y el banano, con lo cual los campesinos pudieron aliviar las épocas de crisis por los bajos precios del café. Como resultado de esta destacada actividad, don José fue electo concejal de Jardín durante los años de 1978 a 1988. En varias oportunidades tuvo el honor de presidir esta corporación y su grupo político llegó a contar con ocho representantes de los once que integraban el Concejo. Fue además diputado de la Asamblea de Antioquia y miembro de la Cámara de Representantes. El periodista Él y algunos de sus contemporáneos como Belisario Betancur Cuartas y Otto Morales Benítez, con los cuales compartió una amistad muy cercana, también sintieron una gran atracción por las actividades intelectuales, incluyendo en ellas el periodismo. Belisario y Otto fundaron el suplemento literario "Generación" que se publicaba con la edición dominical del periódico El Colombiano. Con ellos hizo sus primeros pinos en esta actividad que, posteriormente, lo consagraría corno un líder del periodismo científico en Colombia. Fue además editorialista del periódico El Colombiano y colaborador en las revistas de la Universidad de Antioquia: Debates; Estudios de derecho, Beta. de la Asociación de Profesores Jubilados. Además de El Repertorio. de la Academia Antioqueña de Historia; Cooperativismo y Desarrollo, de la Universidad Cooperativa de Colombia. También colaboró con las revistas del Cipa, del Politécnico Jaime Isaza Cadavid y en las revistas Raza y Cuartillas. Y por supuesto, su participación en la revista Mirador del Suroeste, en la cual publicó artículos en 51 de sus publicaciones. 


El educador 


Su largo trasegar en la docencia lo empezó en el Municipio de Medellín, en el Instituto Isabel La Católica que más tarde se transformó en el CEFA (Centro de Educación Femenino de Antioquia) como docente de las cátedras de español y literatura. Contrajo matrimonio con la distinguida dama Angélica Londoño Jiménez conformando un extraordinario hogar y con quien tuvo tres hijas, Luz Elena, Clara y Gloria, quienes han sobresalido por su dedicación al estudio y las obras sociales. Don José se vinculó a la Universidad de Antioquia donde fue uno de los profesores fundadores de los estudios de periodismo y fue docente titular de las cátedras de Periodismo científico y Periodismo comunitario, en la Facultad de Comunicaciones. También fue profesor de la cátedra de Comunicaciones en la Facultad de Derecho de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede de Medellín. 

Un gran intelectual 


Siempre fue un gran lector que trasegó. tanto por la literatura y la historia, como también en el campo de los impactos de las innovaciones científicas en la sociedad. 

Nos dejó una gran herencia intelectual, conformada por los siguientes libros: 

• "Vigencia del pensamiento Bolivariano". Librería Jurídica Sánchez R. Medellín, 2010. • Las tres epidemias de nuestro siglo. Editorial Universidad Pontificia Bolivariana. Medellín 2007 
• Periodismo Científico. Conocimiento, cultura y educación Colección bicentenario de la independencia de Antioquia Imprenta departamental, 2011 
• El agua un derecho natural: el factor ambiental primero para todos los seres vivos es el agua. Medellín, 2014 José María Bernal: su vida y su obra: el ciudadano, el industrial y el político, Medellín. 1995. 
• Signos de nuestro tiempo. Como un aspecto bien importante en su vida debemos resaltar su generosidad para apoyar ideas culturales y a los nuevos escritores. 

Destacamos los prólogos de los siguientes libros. 
• Juan Zuleta Ferrer. 
• Viajes por las islas Galápagos y otros relatos. Delfín Acevedo Restrepo. Medellín, 2017. 
• La obra de un trovador de Bernardo Rivera Gallego. Teoría del Color Ltda. Medellín, 2009. Los periodistas y el derecho a la información en Colombia. Azael Carvajal Martínez, Medellín, 2011. 
• Colombia: educar para la paz. José Luis Restrepo Uribe. Editorial Lealon, Medellín, 2004. Historia de un esfuerzo. Luis Fernando Vélez. Ediciones Ciudad. Medellín, 2002. 

Una vida para la amistad


La amistad fue uno de los principales pilares de su vida. Un saludo efusivo y sincero siempre encontramos en su avasallante personalidad. Con espontaneidad saludaba por igual a muy importantes amigos como los ex presidentes Belisario Betancur Cuartas o Álvaro Uribe Vélez. También a varios ex gobernadores de Antioquía como Fernando Gómez Martínez, Ignacio Vélez Escobar, Mario Aramburo Restrepo, Jaime Sierra García, Juan Gómez Martínez, Luis Alfredo Ramos o Elena Herrán de Montoya. Tuvo una muy cercana amistad con muchos de los más importantes dirigentes del partido conservador como Álvaro Gómez Hurtado, Alberto Dangón Uribe y del Partido Liberal corno, Otto Morales Benítez, quienes fueron sus contertulios frecuentes. Pero a pesar de gozar del aprecio y la cercanía de tan importantes personajes de orden nacional Don José siempre brindaba un cordial saludo a sus amigos campesinos de Jardín, por quienes siempre luchó para ayudarles en la construcción de vitales obras de progreso. 

Promotor de organizaciones educativas, gremiales, cívicas y científicas


Sin duda uno de los aspectos más importantes de la vida de don José Jaramillo fue la de promotor de muy importantes instituciones que impulsaron la actividad gremial, la defensa del periodismo y el progreso de nuestro departamento. Fue uno de los fundadores del Círculo de Periodistas de Antioquía CIPA; de la Asociación de ex gobernadores y ex diputados de Antioquía, Asexda y de la Corporación Encuentro de Dirigentes del Suroeste Antioqueño. Con el gran entusiasmo de Álvaro Uribe Vélez, Iván Restrepo Gómez, Mario Uribe Escobar y una gran carnada de personas interesadas en el progreso de esta región, siempre estuvieron prestos a aportar ideas para impulsar el desarrollo de esta región del departamento de Antioquia, Siempre vimos a Don José en primera fila participando en los Encuentros. Perteneció por muchos años a la Academia Antioqueña de Historia y a la Sociedad Bolivariana, donde tuvo muy importantes aportes para la vida de estas instituciones, con estudios biográficos y elaboración de documentos de gran valor histórico. También fue un integrante muy activo de la Cooperativa de Profesores de la Universidad de Antioquia, Cooprudea y de la Asociación de Profesores Jubilados de la misma universidad, Asprojudea. 


Sus grandes logros 


Grandes satisfacciones consiguió durante el transcurso de su larga y fructífera vida:

Con un grupo de colegas del CIPA promovió la ley que reglamentó la profesión del periodista en Colombia. Este documento fue debatido por muchos de los gremios de periodistas colombianos y fue un gran logro que esta ley se aprobara en el año de 1962. Presentó el proyecto de ley para aprobar que el CD. ROM fuera aceptado como soporte legal y prueba judicial. De este modo se podrían reducir el tamaño de los archivos en papel y darle seguridad jurídica a estos datos que se almacenan en un pequeño disco, no se podían regrabar y ocupaban muy poco espacio. Fue el gran aliado del Pbro. Jairo Montoya en la reconstrucción del templo de Jardín después del terremoto de 1979. El diagnóstico de la Gobernación de Antioquia era que el templo debería ser demolido. Don José logró convencer al ingeniero Víctor Suarez, quien se dio a la tarea de recuperar este hermoso emblema de la fe de los jardineños. Tanto para este proceso, como para la dotación de vigas de amarre y reconstrucción del techo del templo, Don José estuvo presto para agilizar el trámite de auxilios de la Nación, el Departamento y de Monumentos Nacionales. 

Evitó que se cerrara la oficina de Ingeominas en Medellín. Esta dependencia creada por influencia de la Facultad Nacional de Minas, que fue la primera en su ramo en Colombia, tenía una larga tradición de muy serios estudios geológicos y mineros en el departamento. Colecciones muy valiosas de mapas y estudios, que podían correr el riesgo de perderse, por su traslado a Bogotá. La intervención de don José ante el Presidente esta oficina continuara con su presencia en Antioquia. 

La creación de la Cooperativa de comercialización de plátano de San Bartolo fue todo un hito en la mejora del nivel de vida para los campesinos de Jardín y Andes. El plátano hasta ese momento se compraba a precios irrisorios y el banano criollo, prácticamente, no tenía compradores. Don con cadenas José logró gestionar sus estatutos con la ayuda del abogado John Lemos y la aprobación de la personería jurídica con el Departamento Nacional de Cooperativas. Se les enseñó a los campesinos a embolsar los racimos y a empacar los gajos en canastillas. Se evitaron los intermediarios y la comercialización se hizo en la Central Mayorista de supermercados. El sector campesino logró una mejoría sustancial en sus ingresos, cuando el café pasaba por una crisis de baos precios. 

Actualmente casi todas las fincas tienen sombrío de café con variedades de plátano y banano de muy buena calidad, consiguiendo muy buenos precios para sus productos. Don José fue un abanderado de la extensión universitaria cuando este concepto apenas se estaba desarrollando en la Universidad. Invitaba a profesores para dictar conferencias y asesorar a entidades de la región. Ayudó a la creación de la cooperativa que mantenía al colegio del Sagrado Corazón cuando la Diócesis abandonó su manejo por parte de la parroquia. 

Del convento de las Hermanas Concepcionistas fue su gran protector. Consiguió que el Departamento y el Municipio de Jardín les ayudaran a reconstruir el muro del exterior del convento que se había caído. Del Centro de Bienestar del Anciano también fue un gran benefactor. 

¡Gracias don José por todo lo que le aportó a nuestra sociedad! Su legado será un ejemplo de vida para las generaciones futuras. 

Jardín debe recordar el ejemplo y la vida de don José Jaramillo Alzate 

Un adagio popular dice que el agradecimiento es la memoria del corazón. Queremos proponer un gran movimiento para exaltar la vida, trayectoria y dedicación al municipio que, por alrededor de sesenta años, consagró don José Jaramillo Alzate, para su desarrollo y progreso. Su ejemplo y dedicación por mejorar el nivel de los campesinos es digna de imitar. Promovió la construcción de las carreteras de Morro Amarillo, La Casiana y San Bartolo. Gestionó la electrificación rural, el acueducto multiveredal, la telefonía rural, la cooperativa de comercialización deplátano San Bartolo y la reapertura de escuela de Morro Amarillo. El hermoso templo, hoy Basílica Menor, fue como su cuarta hija; su dedicación para lograr su reconstrucción y mantenerlo en buenas condiciones, fue verdaderamente notable. En el Concejo Municipal, para el cual fue electo en varios periodos, teniendo el honor de ser su presidente en varias ocasiones, dejó su huella indeleble. El Cuerpo de Bomberos Voluntarios, el convento de las Hermanas Concepcionistas, el colegio Sagrado Corazón, el Centro de Bienestar del Anciano y las juntas de acción comunal, también fueron testigos de su valiosa presencia; así mismo, creemos que el mayor orgullo de vida, fue haberse ganado el cariño y admiración de amplios sectores campesinos, a quienes consideraba como sus grandes amigos. Por lo anterior, José Luis Restrepo Uribe y el Mirador del Suroeste, proponen que el Teatro de Jardín lleve el nombre de JOSÉ JARAMILLO ALZATE. Igualmente, la carrera 5a, en la cual está situada su casa y la cancha de fútbol de la vereda Morro Amarillo. Invitamos a estudiar y respaldar estas propuestas, ya que toda una vida vinculada al progreso del municipio de Jardín, debe recordarse como ejemplo para las futuras generaciones de jardineños.


Prensa


El pasado 16 de enero falleció en Medellín el profesor José Jaramillo Alzate, cofundador de la Facultad de Comunicaciones y docente por más de 30 años.
SIN AGUA NO HAY VIDA. El agua es vida, y la vida, por lo menos en nuestro planeta, es agua. Sin el agua la vida es imposible. Así lo decía un científico al ...
15 ene. 2018 - Uno de los miembros fundadores del Círculo de Periodistas y Comunicadores Sociales de Antioquia (CIPA), José Jaramillo Alzate, falleció ...
15 ene. 2018 - El periodista, líder político y cívico José Jaramillo Alzate falleció este lunes tras 90 años de vida y producción intelectual. Sus aportes al ...
16 ene. 2018 - José Jaramillo Alzate en una de sus intervenciones en el Cipa, gremio periodìstico que lo tuvo como uno de sus fundadores. MEDELLÍN 15 ...
15 ene. 2018 - El periodista, historiador y hombre cívico antioqueño, profesor de la Universidad de Antioquia, José Jaramillo Alzate, falleció en las últimas ...